miércoles, 19 de febrero de 2014

La suerte del payo en los ojos de la gitana (cuento) - Martín Rabezzana


   Dicen que la pasión en una pareja desaparece tras cierto tiempo, especialmente tras algunos años de matrimonio, y es así en la mayoría de los casos pero no en todos ya que hay algunas personas que logran mantenerla y ser tan dependientes de sus parejas que no sólo quieren morir de perderla, sino que realmente se enferman y mueren de eso suceder, y este morir de amor no sólo tiene lugar en personas muy mayores, sino también en personas que están en su segunda juventud de haber tenido con sus amantes una relación de décadas; esas personas, de haberse casado, lograron sumar el matrimonio al noviazgo, no reemplazaron al último por el primero, pero en el caso en que la pasión disminuye, el amor siempre aumenta, ya que aunque la atracción sexual pueda ser mayor por una persona que uno recién conoce que por su amante de años, una relación de décadas forja un amor que no puede compararse en intensidad al que se siente por alguien que recién se conoce, o al que se siente con quien se tiene incluso una relación de largo tiempo pero no equivalente en duración a la que se tiene con la persona con la cual se tiene un matrimonio sumado al noviazgo; tal amor es absolutamente imposible de superar aún tras más de una vida; algunos llaman a quienes en diversas vidas se buscan mutuamente por no haber superado el amor por el otro en la anterior: "almas gemelas"… Algo de esto me dijo una adivina que me habló de una mujer inexistente en mi vida actual.

   En 2012, estando en la costa de Buenos Aires me dirigí una noche de verano junto a un conocido a una feria; mi conocido divisó un cartel frente a un puesto y me dijo:
   -¡Mirá! En ese puesto una gitana te dice el futuro; no cobra caro, ¿entramos?
   -Nooo, es una estafa, además eso de las gitanas acá es cualquiera; ni son gitanas ni las gitanas de verdad se dedican a esas giladas, al menos no más que las no gitanas.
   -¿Cómo sabés que no son gitanas?
   -Y, mirá la ropa que se ponen; ¡siempre lo mismo! El re estereotipo: una pollera larga floreada, un pañuelo en la cabeza (infaltable) y delineador exageradísimo; por ahí son de acá a la vuelta pero siempre dicen que son de Andalucía y recrean el acento de Madrid; ¡ni saben cómo hablan en Andalucía!... Yo no tiro la plata en eso.
   En ese momento la "gitana" salió de su puesto y dijo:
   -Hola; ¿quieren conocer su futuro?
   -No, gracias -dije yo.
   Mi conocido dijo:
   -¡Sí, dale! Entrá vos, pago yo.
   Me dio unos billetes y la mujer sonriendo me invitó a pasar; cuando se dio vuelta dije en voz baja:
   -¿Ves que es re trucha? Le falta el pañuelito pero no le erré con lo del delineador y la pollera.
   Entré al puesto y me senté; ella me preguntó:
   -¿Conocés el tarot?
   -Sí, es con cartas.
   -Exactamente… ¿No creés en estas cosas?
   Yo sonriendo dije:
   -Si me decís algo muy concreto de mi pasado, creo.
   Ella me pidió que mezclara las cartas, lo hice y después ella empezó a ponerlas sobre la mesa y a examinarlas; tras unos segundos me dijo:
   -Veo a varias personas sentadas en una cocina; hay un chico como de seis o siete años de rulos, una chica más grande y un anciano que habla de su esposa; está triste pero se siente mejor mientras la recuerda… llega alguien, un señor que tal vez sea su hijo, veo lágrimas, también…
   -¡Basta!
   Me levanté, le pagué y me fui; mi conocido me preguntó:
   -¿Qué te dijo?
   -Nada. ¿Qué me va a decir?... Vos quedate dando una vuelta que yo no doy más, me voy a dormir; chau.
   -Chau -me dijo un poco sorprendido.
   Me fui primero a caminar por la playa; me sentía mal, después me fui a dormir pensando en lo que la adivina me había dicho; además de la sorpresa por el hecho de que se hubiera referido a algo real de mi pasado, me sentí vulnerable ya que ella pudo entrar a mi intimidad. Eso me dio miedo, pero es una clase de miedo que atrae, por lo que tenía que volver a verla.
   La noche siguiente fui solo hasta su puesto; ella me vio llegar y sonriendo me invitó a pasar; me hizo otra vez mezclar las cartas y me dijo:
   -Un enamoramiento de décadas se forja a través de diversas vidas; las almas se conocen y se van acercando de a poco; en una vida tal vez sólo se miren y sin gustarse, en la siguiente se encuentran y uno de los dos mira al otro con cierta atracción, en la siguiente se vuelven a encontrar y la otra persona siente lo mismo, y en la siguiente es que se encuentran y se comprometen… Vos ya conocés a esa mujer destinada a vos, pero no la tocaste, ni le gustaste en un primer momento, pero algo sí le gustó de vos, mas bien sabés que no alcanza, pero ya empezó tu relación con ella aunque en esta vida no se vuelvan a ver, es en la próxima que vas a estar con ella como todos sueñan estar con alguien;… Ella es presencia en tu vida futura aunque sea ausencia en tu vida actual… ¿Sabés por qué las parejas en su mayoría duran poco aunque al comienzo de su relación se atraigan mucho y hasta se enamoren? Porque el amor que no se logra superar en una vida, ni menos el que no se supera en varias, se forja a través de múltiples existencias terrenales, no sólo en una; si dos personas no tienen cierta historia en sus vidas pasadas, en ésta, su amor no puede ser muy fuerte por mucho tiempo; sólo caminando despacio se llega lejos, y este camino hacia ella ya lo iniciaste… Dicen que la pasión en una pareja desaparece tras cierto tiempo, especialmente tras algunos años de matrimonio, y es así en la mayoría de los casos pero no en todos ya que hay algunas personas que...

2 comentarios:

  1. Que buen relato !! Y reflexiono mucho si eso puede ser verdad......"el amor se forja a través de múltiples existencias terrenales, no sólo en una ".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahi... nunca se sabe.

      Gracias por pasar Aída.

      Eliminar