sábado, 23 de febrero de 2013

Antipsiquiatría y alternativas naturales a la psiquiatría (resumen) - Martín Rabezzana

1. LA PSIQUIATRÍA ES PSEUDOCIENTÍFICA

Según la psiquiatría los desórdenes mentales son causados ​​por un desequilibrio químico en el cerebro que se corrige con fármacos; los psiquiatras lo comparan con la diabetes porque es un desequilibrio de la glucosa; la diabetes se caracteriza por un aumento de glucosa (azúcar) en la sangre, causado principalmente por una insuficiente producción del organismo de insulina. Cuando el diabético recibe insulina, su nivel de azúcar en la sangre se normaliza; para poderse saber cuál es el nivel de glucosa en la sangre, hace falta una muestra de sangre, para poderse saber cuáles son los niveles químicos del cerebro, hace falta una muestra de cerebro imposible de obtener de un ser vivo; hablar de un desequilibrio en este caso es ridículo porque no hay ninguna prueba de laboratorio que indique cuáles son los niveles químicos del cerebro, por eso los psiquiatras tratan a las personas en base a sus síntomas y no las mandan a hacerse análisis alguno que determine si tienen una enfermedad y, de tenerla, qué "enfermedad" tienen antes de prescribirles fármacos a diferencia de lo que hacen los médicos.

No hay pruebas de laboratorio que indiquen cuáles son los niveles químicos del cerebro por lo que no se puede hablar con fundamento de un desequilibrio químico como causante de desórdenes mentales; la teoría psiquiátrica del "desequilibrio químico" es totalmente pseudocientífica pero al mantenerse la creencia en la misma, se venden drogas para supuestamente corregirlo que son muy redituables para la industria farmacéutica y que no son NUNCA necesarias.

2. EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS PSICOFÁRMACOS Y CÓMO DEJAR DE TOMARLOS

Inquietud, ansiedad, irritabilidad, agresividad, somnolencia, depresión, disfunción sexual, discinesia (movimientos musculares involuntarios), deseos y conductas suicidas, trastornos del sueño, accidente cerebrovascular, diabetes, hipertensión, taquicardia, pérdida de equilibrio, alucinaciones, dificultad para respirar, náuseas, daño cognitivo, pérdida de pelo, movimientos incontrolables de los ojos, problemas generales en la vista (incluyendo algunos que pueden causar ceguera), fiebre, convulsiones, insomnio, mareos, vómitos, incontinencia urinaria, dificultad para tragar, ataques de pánico, delirios, acatisia -incapacidad de mantenerse quieto-, paro cardíaco y muchos otros.

Todos estos efectos están presentados por los laboratorios productores de psicofármacos en los prospectos de los mismos.

Efectos negativos graves tienen lugar en personas sanas por la toma de dosis de psicofármacos prescritas (aún las más bajas) y sin mezclarlas con otras drogas ni con alcohol; esto que los psiquiatras niegan, está reconocido por los laboratorios productores de psicofármacos.

El efecto "positivo" que a veces tiene lugar con la toma de psicofármacos es paliativo, no curativo (pero en la mayoría de los casos no hay ningún efecto positivo); es el mismo efecto que pueden causar las drogas ilegales, pero aún en el caso en que el mismo exista, al igual que sucede con las drogas ilegales, después de un tiempo de consumo los efectos negativos siempre superan a los positivos.

Los problemas causados por la toma de fármacos (siendo la disfunción sexual uno de los más comunes) pueden extenderse por años tras la misma haberse suspendido porque la toxicidad del consumo por años de fármacos se acumula en el organismo y al cuerpo le puede tomar años desintoxicarse totalmente; si se deja de tomarlos a tiempo los daños son reversibles, pero si se los consume por un período demasiado largo, no lo son.

Para dejar de tomar fármacos hay que ir disminuyendo gradualmente las dosis consumidas hasta eliminarlas; si se suspende el consumo abruptamente se puede llegar a sufrir de un síndrome de abstinencia grave que puede acarrear trastornos físicos y mentales.

El libro “Discontinuación del uso de drogas psiquiátricas” del autor Will Hall propone una reducción gradual de las dosis de los fármacos consumidos del 10 %; si tras un tiempo (una o dos semanas) uno no experimenta malestares importantes, se continúa disminuyendo otro 10 %; en el caso de experimentarse malestares graves por la reducción de la dosis, se puede considerar volver a la dosis anterior y empezar de nuevo a reducirla tras unos días.

Las dosis pueden bajarse al cortar la pastilla que se consuma y si los fármacos que uno consume se diluyen en líquido, en el libro mencionado proponen diluirlos siempre en la misma cantidad de agua e ir reduciendo las dosis consumidas al ir dejando cada vez más líquido en el vaso.

Si uno toma más de un fármaco por día,  al intentar dejarlos hay que hacerlo de a uno a la vez, es decir, primero hay que lograr dejar un fármaco y recién ahí se debe intentar dejar otro.

El tiempo que toma superar una adicción es altamente variable; a algunos les toma días, a otros, semanas o meses, y a otros, años.

Algo fundamental para superar una adicción es hacer una buena dieta ya que el organismo necesita nutrientes para realizar cualquier esfuerzo, y como el superar una adicción requiere muchas veces de un gran esfuerzo, ante la falta de los mismos, uno puede llegar a fracasar en su intento de superarla.

(Para superar adicciones algunos recomiendan la acupuntura).

3. MI EXPERIENCIA CON PSICOFÁRMACOS

Yo tomé psicofármacos recetados por psiquiatras y sufrí de terribles efectos (ninguno positivo); tuve una sensación constante de incomodidad, perdía el control de la vista, estaba constantemente cansado y paradójicamente tenía acatisia -incapacidad de mantenerse quieto-; una noche por unas ocho horas no podía quedarme quieto; en la cama cada unos veinte segundos tenía que cambiar de posición, después me levantaba, tenía que acostarme de nuevo (años después supe que esto era causado por la arritmia provocada por las drogas), me quería morir todos los días -increíblemente los antidepresivos aumentan los deseos suicidas-, cuando tragaba me ardía la garganta y sufrí de otros efectos que prefiero no mencionar; resumiendo: tuve un terrible desarreglo físico y mental causado por el consumo de psicofármacos y cuando dejé de tomarlos (tras casi dos años) me mejoré inmediatamente; años después supe que estos efectos negativos son normales en todos, que la mayoría de quienes tomaron psicofármacos dice no haber experimentado ningún efecto positivo, y que hay un movimiento antipsiquiátrico iniciado por psiquiatras -del que son parte muchos médicos y psicólogos- que denuncia que la psiquiatría es pseudocientífica y no sólo que los psicofármacos no curan a nadie de nada, sino que además hacen un daño que a veces es irreparable.

4. LAS VERDADERAS CAUSAS DE LOS DESÓRDENES MENTALES

Los psiquiatras clasifican a las personas como "enfermas" sin presentar ninguna prueba de laboratorio que indique la existencia de una enfermedad (a diferencia de lo que hacen los verdaderos médicos); si no hay una prueba de laboratorio que demuestre la existencia de una causa física de un desorden mental, es lógico suponer que sus causas son psicológicas, y aunque el problema exista, no es un problema que deba ser tratado médicamente, pero a veces sí hay causas físicas de los desórdenes mentales; por ejemplo, la medicina convencional -no sólo las alternativas- reconoce que ciertas deficiencias nutricionales pueden causar desórdenes mentales; la deficiencia de la vitamina B6, B9 (ácido fólico) y B12, aumenta el nivel de homocisteína que es un aminoácido neurotóxico; el mismo intoxica al cerebro y puede causar cualquier desorden mental, desde depresión hasta psicosis; la deficiencia del mineral magnesio también está reconocida por la medicina convencional como responsable de desórdenes mentales, pero como los tratamientos para estos problemas son nutricionales, los psiquiatras deciden ignorarlos porque su trabajo se basa en el tráfico de drogas y no de productos nutricionales -las deficiencias nutricionales se pueden dar en una persona que come bien por haber en ella un problema en la absorción de nutrientes-.

Según un estudio de la universidad de Durham, Inglaterra, EL CONSUMO DE UNOS TRESCIENTOS MILIGRAMOS DE CAFEÍNA POR DÍA PUEDE CAUSAR ALUCINACIONES auditivas y/o visuales, y según un estudio de Australia posterior al mencionado, el consumo de unos doscientos miligramos en condiciones de estrés puede causar alucinaciones auditivas (también se dieron alucinaciones en algunas personas que no consumieron una cantidad importante de cafeína, lo cual puede suceder si uno tiene alergia o intolerancia a la misma ya que en tal caso un consumo aún moderado puede dañar seriamente).


Hay enfermedades físicas que pueden causar desórdenes mentales; la sífilis, la enfermedad de Wilson, y otras, pero estos problemas entran en la categoría de problemas físicos y no mentales (LAS ENFERMEDADES "MENTALES" NO EXISTEN), pero aunque los tratamientos para estos problemas sean con fármacos, no son los que los psiquiatras prescriben, pero si alguien tiene alguno de estos problemas físicos que alteran la psiquis, los psiquiatras no se enteran nunca porque no buscan ninguna evidencia de un problema físico en sus pacientes y suministran drogas que no son nunca adecuadas y que hacen un daño terrible; drogas que lejos de resolver problemas, causan muchos otros, mentales y físicos que a veces hasta incluyen la muerte y años previos de invalidez.

Para mí no significa nada que algo esté reconocido por la medicina convencional ya que la psiquiatría es parte de la misma y es pseudocientífica, pero dejé en claro que las deficiencias nutricionales están reconocidas por ella como causantes de desórdenes de la psiquis en caso de que alguien crea que todo lo alternativo es pseudocientífico, pero si escuchamos lo que dicen medicinas alternativas como por ejemplo, la ortomolecular (que en mi opinión tiene razón en muchas cosas -aunque no en todo- en lo referente a las causas de los desórdenes mentales), existen más deficiencias nutricionales que causan desórdenes mentales que las que están reconocidas por la medicina convencional y hay otras causas como las alergias a los alimentos, la mala calidad de sueño -la privación del sueño se usa como tortura y se sabe que el resultado de la falta de sueño es un desorden mental-, la intoxicación con metales pesados, la intoxicación con empastes dentales, la "sensibilidad química múltiple", que se caracteriza por una reacción negativa a los químicos en general (los de los pesticidas, de los aditivos alimentarios, de los fármacos, de los cosméticos, de las pinturas, insecticidas, etc.) e implica problemas físicos y mentales -los ambientalistas denuncian que hay intereses comerciales que no permiten que esta condición sea reconocida en la mayor parte del mundo, pero en Alemania en Austria y en Japón ya está reconocida-, y la exposición a radiaciones electromagnéticas como las procedentes de celulares, antenas y aparatos eléctricos en general; en estos casos el "tratamiento" consiste en consumir sólo productos "orgánicos", es decir, los que no son tratados con químicos y no solamente los alimentos, sino también los cosméticos (pueden encontrar recetas para producir cosméticos naturales en internet), en hacer una buena dieta y ejercicio ya que ayudan a desintoxicarse y en exponerse lo menos posible a campos electromagnéticos; es mejor usar un teléfono de cable que uno inalámbrico, el teléfono celular es mejor no usarlo y el WiFi puede reemplazarse por conexión por cable.

Para recuperarse de la sensibilidad química múltiple, de la fibromialgia, del síndrome de fatiga crónica (que oficialmente no tienen cura) y de muchos otros problemas, cada vez más gente recomienda el consumo de AGUA DE MAR cuyos beneficios están reconocidos por algunos médicos; tras asegurarse de que el mar no esté contaminado, se puede consumir su agua sin miedo a ningún daño.

El consumo de drogas (incluso de marihuana) puede causar desórdenes mentales; si una persona las consume por años, a su organismo le toma meses y a veces hasta años desintoxicarse totalmente, lo cual puede resultar en que la persona siga intoxicada aunque haya dejado de tomarlas y por consiguiente, que siga presentando efectos de las drogas entre los que pueden estar la alteración de la psiquis, en tal caso simplemente hay que dejar pasar el tiempo para recuperarse ya que la desintoxicación total generalmente el cuerpo la hace sin ayuda externa y si se quiere contribuir a la misma, se hace con una buena dieta, ejercicio e hidroterapia -de la cual hablo más adelante-.

El origen de los desórdenes mentales en algunos casos puede ser psicológico, como lo demuestran los tratamientos de entre otros, el psiquiatra escocés Ronald Laing; él junto a otros psiquiatras le dio tratamientos sin fármacos a personas que sufrían de psicosis consistentes simplemente en la provisión de un ambiente distendido y la mayoría en un período de seis meses se restableció completamente, lo cual demuestra que un nivel muy alto de estrés puede alterar la psiquis y al mismo disminuir la persona afectada se puede restablecer (tal restablecimiento algunos lo logran por cuenta propia al tratar lo más posible de distenderse), y actualmente en Finlandia se aplica el "diálogo abierto" que es un técnica psicológica que restableció a una mayoría de psicóticos SIN FÁRMACOS Y SIN HOSPITALIZACIÓN; las personas en crisis son tratadas en sus casas por un equipo de psicólogos y en la mayoría de los casos se recuperan.

Cuando alguien pasa por una situación muy negativa, puede sufrir del llamado "estrés postraumático", para tratarlo existe una terapia llamada EMDR que consiste en inducir a una persona sufriente de un trauma a realizar determinados movimientos oculares mientras recuerda el suceso que le causó tal problema; aparentemente la información de un suceso negativo a veces se procesa incorrectamente durante el sueño causando traumas emocionales y tal terapia ayuda a reprocesarla correctamente resultando en que los mismos se superen.

El EMDR tiene una eficacia probada en casos de estrés postraumático, al parecer la misma es dudosa en el caso de otros desórdenes mentales, pero también se la está aplicando para tratar otros problemas como la ansiedad y las adicciones.

La hipnosis también es utilizada por algunos psicólogos y con la misma (según quienes la usan) se pueden alejar recuerdos traumáticos y superar fobias en pocas sesiones; admito no saber mucho de la hipnoterapia pero como no es un tratamiento agresivo, creo que es positivo tenerlo en cuenta -algunos dicen que el EMDR es hipnosis con otro nombre, de ser así, significa que la hipnosis funciona-.

5. CONCLUSIÓN

Cuando un médico le diagnostica a alguien cáncer, lo hace en base a pruebas de laboratorio que demuestran su existencia. Cuando le diagnostica a alguien diabetes, lo hace en base a pruebas de laboratorio que demuestran su existencia. Cuando un psiquiatra le diagnostica a alguien psicosis, depresión, etcétera, no lo hace en base a NINGUNA prueba de laboratorio que demuestre la existencia de estos problemas, y esto está admitido en los textos psiquiátricos ya que en los mismos al referirse a las causas de los desórdenes mentales se usa el término "hipótesis"; los textos psiquiátricos demuestran la condición pseudocientífica de la psiquiatría ya que reconocen que ninguno de sus conceptos está demostrado; LOS NEURÓLOGOS NO TRATAN A LAS ENFERMEDADES "MENTALES" PORQUE LOS CONCEPTOS DE LA PSIQUIATRÍA NO LOS RECONOCE LA NEUROLOGÍA.

La toma de psicofármacos causa problemas físicos y mentales; los antidepresivos aumentan el riesgo de suicidarse, los "calmantes" aumentan la agresividad (como dije, esto lo admiten los laboratorios productores de psicofármacos), por lo que si bien si una persona que tiene un problema de los llamados "mentales" necesita ayuda, la misma no se encuentra en los psicofármacos; los mismos sólo empeoran cualquier situación.

En la antipsiquiatría llegaron al extremo de decir que no hay ninguna causa física de los desórdenes mentales y no es así; a veces sí hay causas físicas de los mismos, pero nunca son las que los psiquiatras dicen que son.

Como ya dije, hay deficiencias nutricionales que pueden causar desórdenes mentales, otras causas de los mismos son la mala calidad de sueño e incluso las alergias e intolerancias a diferentes productos (productos muy relacionados con los desórdenes mentales son la cafeína, el tabaco, la leche, los lácteos, los huevos, el gluten, los pesticidas y los aditivos alimentarios -pero se puede ser alérgico a cualquier producto-), y la recuperación, de ser la sensibilidad a ciertos elementos consumidos la causa de un desorden mental, tiene lugar con su eliminación del consumo -la suspensión del consumo de elementos nocivos, ya sean drogas, alcohol, tabaco, cafeína, lácteos, agrotóxicos, etc., debe ser gradual y no abrupta para evitar el síndrome de abstinencia-, y aún cuando en algunos casos un tratamiento es necesario (como el de la medicina ortomolecular), en la mayoría de los casos solo mejorando la dieta, haciendo un poco de ejercicio y exponiéndose moderadamente al sol, estos problemas se pueden resolver -el aumento de la circulación sanguínea causado por el ejercicio mejora la oxigenación, la absorción de nutrientes y la calidad del sueño-.

Para estar lo más saludable física y mentalmente posible, se tiene que consumir a diario frutas y/o verduras crudas y semillas como las nueces, almendras, etc., preferentemente orgánicas, poca (o nada) azúcar de mesa y cafeína, pocos productos envasados (o ninguno), debido a los aditivos tóxicos que contienen, en caso de consumirse productos animales, el consumo debe ser moderado y lo mismo se aplica al consumo de legumbres y cereales, sobretodo los refinados ya que son muy nocivos; los cereales más saludables son los integrales, por lo que es mejor consumir arroz integral, y no blanco -que es el refinado-, pan integral, pasta integral, etc. (es normal sufrir de diarrea al empezarse a consumir a diario frutas y verduras, pero tras unas semanas de consumo, los trastornos digestivos desaparecen); se tiene que hacer una caminata unas cuatro veces por semana durante unos cuarenta minutos; no la recomiendo por mucho más a los que recién se inician y por lo tanto, no estén en forma porque la tensión en la columna que causa el ejercicio puede provocar dolor de cabeza -la tensión en la columna la causa a veces un colchón en malas condiciones, por lo que lo mejor es cambiarlo una vez por año y los fabricantes recomiendan darlo vuelta de izquierda a derecha y de la parte de la cabeza a los pies una vez por mes para que el hundimiento sea parejo y no afecte la columna ni disminuya la calidad de sueño-, se tiene que tomar sol MODERADAMENTE, ya que está probado que la exposición al sol moderada refuerza el sistema inmunológico, mejora la calidad del sueño, el estado anímico y previene del cáncer; hay que cubrirse la cabeza y tratar de no exponer los ojos y se recomienda una ducha breve o un lavado rápido de agua fría tras su toma; yo tomo sol como mucho dos veces por semana durante un máximo de quince minutos y estando descalzo, ya que la radiación solar acumulada en el cuerpo causa al día siguiente de su toma, dolor de cabeza y a veces otros malestares, pero como dicha radiación se descarga en tierra, tomando el sol estando descalzo sobre la tierra, se evita todo malestar (salvo en el caso en que quien lo tome sea alérgico al mismo; sólo en ese caso se recomienda evitar exponerse al sol); también la ducha alternante de agua caliente y fría es buena para la salud física y mental; esta forma de HIDROTERAPIA que entre otras cosas, contribuye a desintoxicar, consiste en ducharse normalmente con agua caliente unos minutos, después cerrar la canilla de agua caliente y abrir la de la fría e ir exponiendo el cuerpo a la misma por partes; primero hay que exponer una pierna un máximo de tiempo de ocho segundos, después la otra, después un brazo, etc., hasta exponer todo el cuerpo, tras lo cual uno se vuelve a duchar con agua caliente un rato y después repite la ducha con agua fría; esto hay que hacerlo tres veces siendo la última ducha, de agua fría; se recomienda vestirse sin secarse pudiendo hacerse excepción del pelo; la ducha al mismo tiempo en todo el cuerpo no la soporta casi nadie y hasta puede ser nociva, pero realizada de este modo sí es soportable y beneficiosa; hasta la medicina convencional reconoce que mejora el sistema inmunológico, el estado de ánimo y contribuye a bajar de peso por acelerar el metabolismo -está contraindicada en quienes tengan problemas cardíacos-; se recomienda realizarla en ayunas; otra cosa importante para la salud es tomar una buena cantidad de agua al despertarse y se tiene que tener en cuenta el efecto que cada producto tiene en el propio cuerpo ya que a veces una alergia o una intolerancia no es fácil de reconocer (lo que hay que hacer en estos casos son dietas rotativas, es decir, seguir una dieta específica por un tiempo y después cambiarla, así se puede llegar a determinar cuáles son los efectos de los diferentes alimentos en el propio organismo), y dado que el estrés está muy presente en quienes sufren de desórdenes mentales, es obvio que en muchos casos es una de las causas de los mismos por lo que hay que tratar de distenderse para recuperarse de un desorden de la psiquis o evitar que tenga lugar, y a la distensión contribuyen el yoga, el tai chi, la meditación, los masajes, la sofrología -técnica de relajación- y el reiki.

Si alguien decide no creer en los conceptos de la antipsiquiatría y tiene la intención de recibir un tratamiento psiquiátrico, le sugiero que primero intente con lo alternativo y que deje al tratamiento convencional como último recurso.

("Alternativo" en medicina es un tratamiento que no es el convencional, y "complementario" es cuando el tratamiento alternativo se combina con el convencional; muchos practicantes de lo alternativo quieren que sus tratamientos sean complementarios por miedo a las consecuencias legales de recomendarle a sus pacientes no realizar el tratamiento convencional; el tratamiento alternativo en psiquiatría NUNCA debe ser complementario ya que ni como paliativos siquiera en los primeros días suelen servir los psicofármacos, por eso les aconsejo que traten de encontrar a los médicos alternativos que no combinen sus tratamientos con el convencional -farmacológico-, ya sea el practicante de lo alternativo acupunturista, homeópata, médico ortomolecular, médico naturista, etcétera, y si bien puede ser difícil encontrarlo, no es imposible.

SI UNO QUIERE RECIBIR UN TRATAMIENTO NO FARMACOLÓGICO, EL MISMO DEBE SER ALTERNATIVO Y NO "COMPLEMENTARIO").


Link para la versión completa: http://martinrabezzana.blogspot.com/2012/01/antipsiquiatria-martin-rabezzana.html

13 comentarios:

  1. hola martin quisiera hablar con vos por privado porque yo tomo psicofarmacos hace muchos años y me hacen mucho daño y no los puedo dejar me podes mandar un mail para empezar a charlar? mi correo es omaryordan@yahoo.com.ar
    muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. quiero hablar para despejarme dudas y que alguien me entienda porque no tengo a nadie los dos sufrimos lo que es tomar estas basuras pero yo no las pude dejar. por favor escribime a omaryordan@yahoo.com.ar
    mcuhas gracias

    ResponderEliminar
  3. Martìn, mucho gusto, me llamo Analía. Como el caso de arriba, tambièn tomo psicofarmacos y quiero dejar de tomarlos, por eso estoy empezando a buscar otras opciones. Opciones, que por supuesto, la psiquiatrìa no brinda. Estoy en plan de investigar, de ponerme en contacto con gente como vos que haya investigado. Si te parece, me gustaría ponernos en contacto para seguir esta charla y ver que otras informaciones me podes acercar. Gracias! Saludos. Te dejo mi mail: comoflechasvan@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. Mi nombre es Ery estoy pasando por un síndrome de discontinuación por ISRS no saben si algún grupo en México en verdad me siento sola, me tiran de loca por haber dejado el fármaco pero me estaba matando, sentía el deseo de suicidarme, me fue muy mal y aún peor cuando me los quitaron.

    Mi psicólogo me ayudó mucho, aún me esta ayudando pero me siento desesperada por que muchas personas consumen medicamento y no saben lo que causan.

    Yo salí de las crisis con alternativas naturales y terapia pero obvio a veces tengo recaídas sólo me gustaría saber o hacer algún grupo aquí en mi pais, nosotros también tenemos derechos.

    ResponderEliminar
  5. Mi nombre es Ery estoy pasando por un síndrome de discontinuación por ISRS no saben si algún grupo en México en verdad me siento sola, me tiran de loca por haber dejado el fármaco pero me estaba matando, sentía el deseo de suicidarme, me fue muy mal y aún peor cuando me los quitaron.

    Mi psicólogo me ayudó mucho, aún me esta ayudando pero me siento desesperada por que muchas personas consumen medicamento y no saben lo que causan.

    Yo salí de las crisis con alternativas naturales y terapia pero obvio a veces tengo recaídas sólo me gustaría saber o hacer algún grupo aquí en mi pais, nosotros también tenemos derechos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola; yo en algún momento recomendé acudir a medicinas alternativas como opción a la farmacológica sin saber que una mayoría de sus practicantes por miedo a las consecuencias legales de recomendarle a sus pacientes no tomar fármacos, pretende combinar su tratamiento con el convencional, y por consiguiente, pretenden que sus pacientes sigan tomando fármacos, lo cual resulta en que la ayuda por parte de los "profesionales" sea generalmente nula y en que cada uno deba valerse de sí mismo/a, pero como la desintoxicación (incluyendo la de los fármacos) va mayormente por el lado alimentario, hay que cambiar la alimentación, y dicho cambio uno lo puede hacer por cuenta propia, pero de necesitar alguna ayuda, podés buscar talleres de alimentación consciente que están cada vez más difundidos en todo el mundo incluyendo México (algunos de ellos incluso son gratis); no es raro que quienes están a favor de una alimentación natural estén contra los fármacos.

      En dichos talleres, además de recibir instrucción en lo dietario, es probable que encuentres gente en tu misma situación.

      Suerte

      Eliminar
  6. ¿Cree usted que tiene alguna efectividad tomar gotas de hipericón?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es dudoso que la toma de una hierba como el hipericón u otra tenga algún efecto positivo de uno ser sedentario y no nutrirse adecuadamente; si faltan nutrientes de base (vegetales crudos) y oxigenación, tiene necesariamente lugar un mal estado anímico que no contrarresta ninguna pastilla ni gota.

      Lo recomendable es mejorar la alimentación, ejercitarse, exponerse al sol moderadamente, hacer uso del agua fría (como indico en el texto) y si no se diera una mejoría, recién entonces se debería considerar una ayuda extra como la de la hierba de hipericón/San Juan, ya que aunque sea natural, un grado de nocividad tiene.

      Eliminar
  7. Tengo unas preguntas personales. Me escribis sofiagab24@hotmail.com

    ResponderEliminar
  8. Tengo unas preguntas personales. Me escribis sofiagab24@hotmail.com

    ResponderEliminar
  9. Lo que sé del tema está acá; sin ninguna mala onda: no me dejen más correos; lo que quieran expresar, díganlo en esta sección; gracias.

    Martín Rabezzana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. martin, necesito recuperar mi cuenta de correo, para ello tengo que meter tu dirección (me pide direcciones de últimos correos que envié) y no recuerdo tu dirección. gracias

      Eliminar
    2. Prefiero no publicar mi correo, además ni siquiera se ha identificado.

      Eliminar